Esto no es noticia

Treinta días atrás, una veintena de jóvenes conquistó el punto más alto de Cuba. El hecho no es ni fue noticia.

Es común que la generación más joven de la Isla se proponga ascender al Pico Turquino. Sin embargo, por primera vez, la convocatoria surgió en las redes sociales: blogueros y twiteros de casi todo el país fueron los protagonistas de este viaje “por los Cinco…, para juntar y amar”.

Aunque, generalmente, los “movimientos” de los cibernautas en Cuba despiertan interés en la prensa “de aquí y de allá”, el encuentro escapó a los ojos mediáticos. De esta iniciativa no habló El Nuevo Herald ni los medios “nacionales” cubanos, quizá porque los cazadores de noticias no percibieron alrededor del ascenso el apadrinamiento del Comité Central del PCC o el apoyo del hada madrina, que con dinero todo lo puede, Yoani Sánchez.

¡Cuán ilusos son! No comprenden que acciones tan espontáneas como esta (sin subsidios, financiamiento o gratuidades) son las que sostienen Cuba. El día que los cubanos desvanezcan los deseos innatos de sentir y hacer por su país, la Revolución estará perdida. 

Anuncios

13 comentarios en “Esto no es noticia

  1. Diane:
    Qué bueno que tus letras señalaron este punto que nos duele. Con excepción de los amigos que quedaron atrás, ni un tweet nos regalaron. Pero no importa, de todos modos quedó la semilla y en octubre nos vamos al Nicho. El Turquino fue el comienzo, ahora nos juntaremos para amar y descubrir Cuba y seguir haciendo por ella

  2. Estoy totalmente de acuerdo contigo cuando lamentas que la convocatoria que los lanzó al Turquino no se haya convertido en noticia.
    Lo que no comparto es que culpes a El Nuevo Herald ni los medios “nacionales” cubanos por no hablar de la iniciativa.
    Primero, desde chiquito conocí un viejo refrán que asegura no poder exigirle peras al olmo, que es más o menos lo mismo que pedirle aceite a un ladrillo, por lo que sería iluso pensar que el Herald les dedicara espacio.
    Segundo, no se hasta donde fueron convocados lo medios “nacionales” cubanos para la cobertura de prensa del acontecimiento… trabajo en uno de ellos, y en mi caso personal siempre hice patente mi disposición de llegar junto a ustedes a la cima de Cuba, pero jamás fui llamado a las filas de la expedición por parte de sus organizadores.
    Aunque la convocatoria haya surgido desde la redes sociales fueron excluyentes en la participación, aunque paradójicamente se arrogaron el derecho de utilizar un hashtag tan incluyente y particiativo como #blogueros, twiteros y feisbuceros de Cuba.
    Por último, y es lo que no logro entender… ¿cómo pasó tan desapercibido un hecho en el que la mayoría de sus participantes son profesionales jóvenes y activos de la prensa cubana?
    Salvo TRES o CUATRO fotos que ví en Facebook y DOS crónicas que pude leer, no encontré más información del hecho. ¿Qué pasó entonces? ¿Por qué tanto silencio?
    Si todos los partícipes fueron los blogueros, twiteros y feisbuceros de Cuba, ¿dónde están esas páginas personales que recogieron la aventura de llegar al Pico Turquino? ¿dónde está el grupo creado en Facebook para la ocasión, que agrupara en un mismo sitio, como crónica colectiva, todas las historia personales que fenecieron dispersas por sí solas?
    Algo me dice que no utilizaron muy bien las armas que empuñan día a día en el ejercicio del periodismo, así como tampoco supieron ser efectivos con las herramientas on-line que brindan las redes sociales.
    Una miradita hacia dentro no vendría mal, tal vez entonces entiendas por qué un noble empeño terminó aplastado por el peso del silencio… y el Pico Turquino seguirá estando ahí!!!

  3. Juan Pablo, ese noble empeño no terminó aplastado por el peso del silencio, subimos el Turquino y lo hicimos nuestro, que no hayas encontrado información no quiere decir que no exista, todos escribimos con pasión del ascenso, la cubanita (Betsy) aún hoy sacó un post sobre las mulas del Turquino, mira tú, hemos construido nuestra propia blogósfera y no todos están incluidos en ella. Nuestra intención no fue jamás convertirnos en un suceso mediático, (que Diane mencionara el Herald solo fue un ejemplo) no nos faltó gestión, no nos tocaba a nosotros tocar puertas para que nos publicaran nada, la noticia se busca, hay que agenciársela, hay que sancajearla, y claro que éramos noticia, subimos el Turquino por pura espontaneidad, pagando nuestros gastos, y lo hicimos por los Cinco y porque nos queríamos probar todos, fue un hecho bastante notorio. Nosotros, volveremos a subir lomas, a tomarnos de las manos, y no hará falta que nadie reseñe nada, lo importante es que lo hagamos.

    1. Hay algo que no logro entender en esta historia…
      El mismo título del post asegura que “Esto no es noticia”, y acto seguido, en el primer párrafo, se vuelve a afirmar que “el hecho no es ni fue noticia”.
      Con este antecedente que parte de la autora del post ¿cómo entonces pedirles a otros que inventen el lead?
      Tú aseguras que “Nuestra intención no fue jamás convertirnos en un suceso mediático”, y con la misma dices que “y claro que éramos noticia”.
      Karina en su comentario elogia la publicación y reconoce que “Qué bueno que tus letras señalaron este punto que nos duele”, refiriéndose al tema abordado.
      Trabajo para un medio de prensa que, por sus rigores y requerimientos, me ha enseñado perfectamente lo que es buscar la noticia, agenciársela y sancajear tras ella.
      Discrepo contigo cuando escribes que “no nos tocaba a nosotros tocar puertas para que nos publicaran nada”, porque cuando se quiere promover o promocionar cualquier cosa, sí es necesario tocar y abrir puertas en aras de hacer ruido y que el mensaje llegue a quienes va digido.
      Por ejemplo, ¿acaso fue convocada una conferencia de prensa en Santiago de Cuba, donde se reunió el grupo completo antes del ascenso, a la que estuvieran invitados los medios de prensa locales y nacionales, y se hubiera expuesto el objetivo del viaje?
      Yo no he encontrado ese sitio en las redes sociales, ni en página personal alguna, donde todas las historias personales, confluyan en una gran crónica colectiva si tenemos en cuenta que “en la unión, siempre estará la fuerza”.
      No tengo las estadísticas de las Bases de Campismo y de la entidades de la Empresa Nacional de Flora y Fauna, que controlan el acceso al Pico Real del Turquino, por las provincias de Santiago de Cuba y de Granma, pero se me ocurren preguntas tan simples como ¿cuántos jóvenes de Cuba entera, incluso del mundo, suben anualmente el Turquino?
      ¿Cuántos lo hacen con similares propósitos al de ustedes y por semejantes causas y estandartes?
      De todos ellos ¿cuántos llegan por pura espontaneidad, pagando sus gastos, y aún cuando no medie otra razón, cuántos lo hacen sencillamente para probarse a sí mismos?
      Con las respuestas obtenidas entonces sí estaría ante “un palo periodístico”, digno de un Pulitzer, si descubro a un grupo que, patrocinado por no se quién, y luego de pagarles pasajes, hospedaje y alimentación, llegaran en contra de su voluntad hasta ahí y después, a punta de látigo, fueran obligados a subir hasta el “techo” de Cuba.

  4. Diane, creo que pedirle a alguien que no estuvo esos cinco días con nosotros, allá, en el Oriente que de verdad siente y padece las glorias y los amores sinceros a nuestra Revolución, es imposible.
    El hecho de que un mes después aún sigamos hablando de la experiencia, y cada día estemos más unidos en las redes, y cada día sintamos más orgullo de nuestra causa y estemos más comprometidos con nuestra labor son la prueba de que cumplimos con nuestro objetivo.
    Unirnos, ya no en bytes y nicknames, ni perfiles, sino en voluntades; ahora sé que tengo familia en Holguín, en Matanzas, en Sancti Spiritus, en La Habana, en Las Tunas.
    Fuimos noticia, como lo fueron los 26 jóvenes que el 12 de agosto hicieron nuestra misma ruta hasta Martí y salieron por el noticiero.
    Somos noticia porque somos un grupo de jóvenes que no estamos dispuestos a pasar de largo por nuestra Isla, queremos conocerla y no solo amarla de nombre y por obligación de nacimiento, queremos defenderla y sentirla en los pies y en los brazos, en el corazón, en los lugares donde no hay grandes industrias ni centros turísticos, donde los hombres y las mujeres son más sencillos y es verdadero su actuar.
    Por eso nos probamos que podíamos subir al Turquino, por eso vamos al Nicho, por eso haremos de nuestro piquete un grupo de locos que recorremos Cuba, a contrapelo del salario, como dice Kari, y de los pasajes, y de los hospedajes, pero a favor de nuestro crecimiento profesional y espiritual, que a la larga también es noticia.
    Mariposas

  5. Creo que le estamos haciendo demasiado caso a la opinión de Juan Pablo, no lo conozco y no me tomaré el trabajo de una respuesta tan larga como la de Karina. De todo lo que leí (Dianet, Karina, Juan Pablo y otros) solo les dejo algunas ideas:
    • Las noticias sobre la blogosfera que surjan de forma espontanea y que no tengas conflictos políticos para sacarle provecho, pasarán desapercibidas por ambas partes.
    • Los encuentros de este tipo que sean patrocinados por entidades políticas cubanas tienen garantizada su divulgación sin necesidad de convocar a ruedas de prensa.
    • Eventos que levanten sus ronchas políticas, como el #twitthab, sobre los que se pronuncien los blogueros pagados desde el exterior tendrán cobertura política de las agencias extranjeras acreditadas en Cuba.
    • En lo personal, me agrada que no hayamos sido “noticia” lo cual confirma que fue una iniciativa genuina.
    • Si alguien quiere leer detalles del suceso les recomiendo los post que publicaron los blogueros y blogueras que participaron (suman unas 47 cuartillas) y están enlazados desde un post de Karina.
    • Por último, recomiendo para la próxima, invitar a Juan Pablo, pero no para que realice la cobertura periodística, sino para que se divierta y comparta con nosotros.

  6. Aquí estoy, a veces demoro un poco por la conexión por la premura por mi Radio pero al final. Que bueno encontrar cosas como estas en el ciber que me hacen sentir que no estoy sola con este sentimiento de amor infinito a mi Patria y de repudio a los que a ella quieren dañarla. Que bueno que estuvimos juntas en esta aventura y en el Nicho nos veremos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s