NOCHEBUENA EN BIRÁN

Hoy llegué a Cueto y otra vez fui para Birán. Durante el viaje conocí a Victorino Guevara. Un abuelo que iba al encuentro de sus nietos: “Voy a pasar la Navidad con los muchachos”. Tiene 77 años y ya no puede andar con desenfado, pero se empeña en recorrer kilómetros para cenar en familia: “Como lo hizo un día el Comandante”, asegura el muy cubano.

Al parecer, los dulces navideños le despiertan la memoria, porque su hija confiesa que, cada año, “el Viejo anima la Nochebuena con esta historia”.

Cuenta Victorino y sus ojos no me permiten dudar: “El 24 de diciembre de 1958, Fidel y Raúl Castro regresaron a la casa para cenar con ‘Mima’. Creo que venían de Palma Soriano, en Santiago”.

Y el recuerdo de Guevara me obligó a buscar palabras que corroboran su testimonio: “Fidel Castro le reveló al intelectual Tomás Borge que el 24 de diciembre de 1958 fue un día muy especial para él y su madre Lina Ruz, pues ambos se reúnen en la casa familiar, en la zona norte del Oriente de Cuba, luego de más de dos años sin verse”.

Pero Victorino sabe mucho más de lo que dice. Sin embargo, ya se va. Antes de agarrar fuerte el bastón, suelta una picardía y otra verdad: “Ángel guardó el pavo que se comieron durante dos años. Pero al fin llegó llegó el día. Esa sí fue una “nochebuena” para Lina Ruz”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s